Víctor, Azael, Patricio y Tom llegan a la forja con la certeza de que uno de ellos terminará el día con el pase a la final de Desafío sobre Fuego Latinoamérica. Destapan el yunque y aparece una planchuela de acero de alto contenido de carbono. Y se enteran que con esa planchuela no deben hacer un arma, sino dos. Se trata de una par de kerambits, un arma extendida en Malasia, Indonesia y Filipinas que cuenta con un anillo de retención y puñales en forma de garra de tigre.

Los participantes cuentan con tres horas para realizar las hojas y el filo grueso. A poco tiempo de empezar la forja una herramienta esencial para el taller deja de funcionar y pone a todos los participantes en serios problemas.
Una vez finalizado el primer round se prueba la resistencia golpeando cocos. El jurado delibera y decide que uno de ellos debe abandonar la competencia. Los tres restantes deben terminar las kerambits. El jurado evalúa el filo cortando cuerdas y la letalidad rebanando un jamón. El ganador se lleva 100 puntos, el segundo 75 y el tercero 50. Y queda establecido quien es el primer finalista de Desafío sobre Fuego Latinoamérica.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

Publicaciones relacionadas